domingo, 29 de agosto de 2010

EL TÉ


Para hacer un buen té, conviene seguir una serie de normas.
Calentar la tetera con agua hirviendo antes de verter el té dentro,y taparla: el té se hinchará a causa del vapor y emanará toda su fragancia.
- No utilizar agua hirviendo, sino agua a punto de hervir, y si ésta es muy calcárea mejor recurrir al agua mineral.
- "En los viejos pucheros se hacen las mejores sopas", lo mismo puede decirse de las teteras: una vez adquirida esa pátina característica que da el uso, el té sale mucho más sabroso.
- Para reforzar su aroma (al igual que para el café), añadir una pizca de sal fina a las hojas de té antes de verter el agua.
- Contrariamente a lo que se puede pensar, el té es más fuerte justo después de verter el agua hirviendo. Depués va perdiendo gradualmente sus propiedades excitantes.
- Un té original: si te sientes decaido o cansado, Sustituye el agua por leche hirviendo,una pizca de canela en polvo, de jenjibre y de clavo molido. Poner abundante azúcar, Constituye una bebida muy reconfortante que conviene tomar cuando se está algo decaído o se tiene mucho frío.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada