lunes, 23 de mayo de 2011

LAS CARNES MÁS LIGERAS


LOMO DE CERDO-
Al contrario de lo que se suele pensar, el lomo de cerdo es tan magro como la pechuga de pollo sin piel, que es la parte menos grasa de esta ave. Así pues, esta carne no solamente resulta ser muy sabrosa sino que también puede considerarse ligera y saludable.

TERNERA-
En este caso, tal como ocurre con el cerdo, el lomo es el corte más magro y con menor cantidad de grasa animal. Además esta es más rica en proteínas y hierro. Otras partes como la falda, la paletilla y la aguja también son recomendables.

CARNES CRASAS-
La OMS recomienda limitar el consumo de las carnes que tienen más de un 10% de grasa a una o dos veces al mes. Dentro de este grupo encontramos carnes como el buey, el cordero o el cerdo (exceptuando su solomillo), que pueden llegar a tener hasta un 25% de grasa. En la ternera esta cantidad llega solo al 12% y por eso de todas las carnes grasas es la más recomendada.

CARNES MAGRAS-
A la hora de elegir es la mejor alternativa porque tienen menos del 10% de grasa. Por ejemplo la carne de pollo la contiene en un 4% y el lomo de cerdo tiene un 3% Aun así, lo saludable sería limitar su consumo a unas 3 o 4 veces a la semana, alternando siempre carne de pollo, pavo, conejo o lomo de cerdo.

LOS ASPECTOS NEGATIVOS DE LA CARNE-
Sobre todo en el caso de la carne roja, que es más rica en colesterol y grasas saturadas que la carne magra. Además, aporta más calorías y es rica en purinas, que inciden sobre el nivel de ácido úrico.

PERO TAMBIÉN POSITIVOS-
La carne grasa suele contener más hierro que la magra y, por eso, se recomienda en caso de sufrir anemia. Además la carne roja también suele ser más rica en vitaminas del grupo B (especialmente la vitamina B12), importante para el metabolismo porque ayuda a la formación de glóbulos rojos en la sangre y al mantenimiento del sistema nervioso central. Hay que tener en cuenta, que la carne es una de las mejores fuentes de las llamadas proteínas de calidad junto a otros alimentos como pueden ser los huevos, los lácteos o el pescado.

1 comentario:

  1. Vaya lío, bueno pero malo, malo pero bueno. ¿Que hacemos?

    ResponderEliminar